Durante la madrugada fueron colocadas vallas metálicas en las inmediaciones del Palacio de Bellas Artes